27/3/17

Refrescos light caseros [27-3-17]


Refrescos light caseros


Cuando se acerca el verano y el calor lo que más apetece es una bebida que calme la sed y que refresque. Las bebidas más demandadas son los refrescos, por su variedad de sabores y porque las burbujas dejan una agradable sensación de frescor. Sin embargo, los refrescos tradicionales tienen abundante azúcar, en concreto, una lata de refresco contiene disueltos unos 30-35 gramos -equivalente a 3 sobres de azúcar o a 6 azucarillos- por lo que aportan muchas calorías, y ningún nutriente.

Estas bebidas consumidas ocasionalmente y con medida pueden formar parte de una dieta saludable y equilibrada, aunque en determinadas circunstancias, como en caso de diabetes, obesidad o triglicéridos elevados, son más aconsejables las versiones light. En este caso, el fabricante ha sustituido el azúcar por edulcorantes sin calorías, por lo que son bebidas con un valor energético nulo, adecuadas si se ha de controlar la ingesta de azúcar y las calorías de la dieta. Pero no es necesario recurrir a ellas, sobre todo en la alacena de casa, pues de manera sencilla, se puede elaborar un refresco casero mucho más natural, saludable y nutritivo.


¿Cómo preparar un refresco casero?


Un refresco casero fácil de preparar y prácticamente sin calorías es la limonada. Es tan sencillo como mezclar zumo de limón, agua y edulcorante en lugar de azúcar, con el fin de que el valor energético de la bebida sea prácticamente nulo.

Para los amantes de las burbujas se puede utilizar gaseosa -las hay sin calorías-, y añadir diferentes ingredientes para obtener una bebida de un sabor u otro. Zumo de limón, de naranja, de fresas, de melón, de sandía, de mango..., o bien de café o de té, son algunas opciones de refrescos muy saludables. Se puede añadir a la preparación un puñado de hielo machacado, casi triturado, lo que ofrece un granizado dispuesto para beberse con pajita.

Para los adictos al cacao, existe la posibilidad de elaborar un delicioso refresco ligero de cacao mezclando un litro de leche con 4 cucharadas de cacao light en polvo y edulcorante si se desea un sabor más dulzón. Si la leche es desnatada, las calorías del producto final son todavía menores. De esta forma se obtiene un batido de chocolate con las mínimas calorías posibles.


Deliciosos polos de hielo


Con estas combinaciones de ingredientes no sólo se pueden elaborar bebidas sino que también está la posibilidad de preparar polos de hielo. Si la misma preparación se introduce en moldes dentro del congelador, en unas horas se puede saborear un polo de hielo muy natural, sin aditivos añadidos.

Para ello, se coloca la bebida en unos moldes alargados preparados para polos o en un vaso de yogur con un palito de plástico o de madera y se deja enfriar al menos 5 horas.

Tanto los niños como los mayores podrán disfrutar de un polo de hielo con muy pocas calorías en cualquier momento del día.

24/3/17

Analizan el efecto del consumo moderado de cerveza en dietas para adelgazar [24-3-17]


Analizan el efecto del consumo moderado de cerveza en dietas para adelgazar

El Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas ha analizado este jueves las últimas investigaciones científicas nacionales e internacionales sobre los efectos del consumo moderado de cerveza.

De esta manera, el papel de la cerveza en la Dieta Mediterránea o los efectos de su consumo moderado en las dietas de adelgazamiento han sido algunas de las temáticas que se han abordado durante la presentación de la Monografía Científica del IV Simposio Internacional de la Cerveza.

El Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Dr. Lluís Serra; y el de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Virgen de la Torre (Madrid), Dr. Manuel Gargallo, han sido los encargados de realizar la presentación del documento a los médicos colegiados de Las Palmas.

Aquí, la organización del simposio explicó en una nota de prensa que una alimentación variada y equilibrada es uno de los pilares de la Dieta Mediterránea, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en el año 2010.

Además, las bebidas fermentadas consumidas de forma moderada también podrían formar parte de este estilo de vida; según un artículo publicado en la revista Public Health Nutrition1, que las incluye en el texto de la Dieta Mediterránea que acompaña a la pirámide de alimentos.

BEBIDA MILENARIA DE INGREDIENTES NATURALES

Lluís Serra recordó que la cerveza es una bebida milenaria elaborada con ingredientes naturales --agua, cerveza y lúpulo-- y con bajo contenido alcohólico, cuyo consumo moderado podría aportar nutrientes a la dieta habitual así como otros compuestos beneficiosos para la salud.

"Su composición la diferencia del resto de bebidas y le confiere un especial interés nutritivo, por lo que siempre ha estado ligada a la Dieta Mediterránea clásica", manifestó.

Asimismo, ha explicado que esta bebida fermentada ya formó parte en la Antigüedad de la cultura mediterránea, por lo que "tiene derecho a reclamar su protagonismo como ingrediente de uno de los modelos alimentarios más saludables del planeta".

CONSUMO MODERADO DE CERVEZA EN LAS DIETAS DE ADELGAZAMIENTO

Por su parte, el Dr. Manuel Gargallo afirmó que, "de acuerdo con recientes investigaciones, un consumo moderado de cerveza, manteniendo un equilibrio calórico, no tiene por qué repercutir en un exceso de peso ni en un incremento del perímetro abdominal".

"Y es que la cerveza tradicional supone sólo unas 45 calorías por cada 100 cc y 17 calorías en el caso de la cerveza sin alcohol. En el tratamiento dietético del obeso es ineludible asumir de antemano el más que probable consumo, tan arraigado en nuestra cultura, de bebidas fermentadas por parte del paciente", explicó.

Entre las recomendaciones dirigidas a las personas en tratamiento dietético, se aconseja mantener siempre el consumo de cerveza dentro de lo que se define como moderado (2 o 3 cervezas al día para los hombres y 1 o 2 para las mujeres), tomarla tras haber calmado la sed con una bebida no calórica (agua o infusión), intentar sustituirla en la mayoría de los casos por cerveza sin alcohol, ofrecer unas pautas de intercambio calórico para cuando se consuma esta bebida y controlar el aporte de productos hipercalóricos.

"Por ejemplo, a la hora del aperitivo es importante evitar alimentos ricos en grasas, que se pueden sustituir por encurtidos como pepinillos, cebolletas, anchoas o piparras", indicó Gargallo.

ESTUDIOS DESLIGAN EL CONSUMO MODERADO CERVEZA DE LA OBESIDAD

Asimismo, existen numerosas evidencias científicas que desligan el consumo moderado de cerveza de la obesidad. En esta línea, la investigación Asociación entre el consumo moderado de cerveza tradicional y sin alcohol y la composición corporal2, realizado por Ana Mª Veses Alcobendas, investigadora en el Instituto del Frío-ICTAN del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, refleja que un consumo moderado de cerveza no provoca aumento del peso, ni modificaciones en la composición corporal.

Entre otros parámetros, el estudio analizó la ausencia de variación en el peso, el índice de masa grasa y masa corporal. Igualmente, se llevó a cabo un análisis dietético y de la actividad física realizada por los sujetos en el periodo del estudio y se realizaron mediciones de los pliegues cutáneos y de las circunferencias corporales.

Así, las mediciones antropométricas determinaron que el consumo moderado de cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, no modifica la circunferencia del brazo, cadera y cintura; y tampoco registraron alteraciones significativas en los pliegues cutáneos.

21/3/17

Por qué tomar sopa durante las comidas logra que adelgaces


Por qué tomar sopa durante las comidas logra que adelgaces

Además de ser una comida riquísima para consumir en invierno, está cargada de beneficios para tu salud, detallados por expertos y que te contamos a continuación


elconfidencial.com

Deberías incluir las sopas en tu dieta diaria. Además de sentarte divinamente por el frío que hace, te harán adelgazar. Así lo asegura un nuevo estudio publicado en la revista 'Appetite​', que descubrió que cuando las personas ingerían una sopa baja en calorías (130-170) como primer plato, consumían un 20% menos de calorías totales en dicha comida. ¿La razón? Habían llenado su estómago de líquido sano e hipocalórico, lo que reducía su apetito.

"Bueno, pero para llenarme también puedo tomar una ensalada o melón de primero, ¿no?", pensarás. Error. Otras investigaciones han demostrado que la sopa es mucho mejor para saciarte sin añadir ni una mala caloría extra a tu menú. "Pero si tomo sopa luego tendré hambre". No, tampoco. Los científicos aseguran que aunque los líquidos se vacían de tu estómago más rápido que los alimentos sólidos, hacen que este órgano se expanda más, por lo que la comida permaneceen tu estómago más tiempo, provocando así una sensación de saciedad duradera.

"La gente que toma un caldo o una sopa de vegetales antes de la comida consume menos calorías en total", asegura en 'Health' la nutricionista Rania Batayne, autora de 'The One One One Diet'. “El agua de la sopa te ayuda a llenarte e incrementa la sensación de saciedad. Solo el acto de tomar sopa nos ayuda a reducir el ritmo con el que comemos, lo que da a nuestro cuerpo tiempo para sentirse lleno”.

Tampoco valen los batidos o zumos de fruta o verdura, ya que estos los solemos tomar muy rápido, y las sopas las ingerimos más lentamente. Algo que nos beneficia a la hora de perder peso. Así lo determina un estudio publicado en 'Authority Nutrition', que estableció que la gente que come rápido es hasta un 115% más propensa a ser obesa que los que lo hacen de forma pausada. Para asegurarte de que no devoras la sopa sin darte cuenta, trata de comer conscientemente sin distracciones externas como estar pendiente de tu teléfono, ordenador o de la televisión.

Otro beneficio es la temperatura de la sopa. El hecho de que esté caliente es un gran aliado a la hora de adelgazar porque facilita el proceso de digestión. Así lo explica el endocrino y nutricionista español Antonio Escribano en su libro 'Aprende a comer y a controlar tu peso', en el que asegura que como el estómago está a 37° de temperatura, los alimentos que entran en este tienen que calentarse, lo que retarda el vaciamiento del órgano al intestino delgado. Por el contrario, si comes alimentos fríos, tu estómago deberá dedicar un tiempo determinado a calentar estos alimentos, lo que ralentizará el proceso de digestión se ralentice.


No sirve cualquier sopa


Si aún no te hemos convencido de los beneficios de la sopa, atento: solo con comer un quinto de calorías menos que habitualmente puedes perder hasta 22 kilos al año, recoge 'Time'. Incluso aunque no estés preocupado por tu peso, ingerir menos calorías puede hacerte perder esa grasa que lleva instalada en tu cuerpo desde la Edad de Piedra. Además, son hipocalóricos. Como vemos en la tabla, una ración tiene de promedio tan solo 150 calorías.

Click sobre la imagen para agrandar



A las propiedades dietéticas de esta comida cabe añadir su componente nutricional. Las sopas están cargadas de vitaminas y antioxidantes. Las sanas. Por ello debes tener cuidado al elegir una, ya que no todas son diuréticas ni buenas para tu organismo. Lo mejor es que las hagas tú mismo, y con ingredientes sanos. Las prefabricadas o las que te sirven en restaurantes suelen ser preparados repletos de mantequilla, azúcares añadidos y sal. "Debemos permanecer lejos de este tipo de cremas y sopas", asegura la nutricionista Tracy Lesht a la web de salud 'Prevention'. Las peores son las cremas de queso con brócoli y aquellas que llevan patata. Los mejores alimentos que puedes incluir en tu sopa son verduras verdes, tomate, champiñones, pollo y zanahoria.


Previene los resfriados


Además de adelgazar y ser una comida muy completa, con proteínas, vitaminas y fibra, tomar sopas también hará que reduzcas las posibilidades de pillar un resfriado este invierno. En los meses fríos del año solemos beber mucha menos agua que en verano, pero también la necesitamos. Y aquí entran en juego los caldos, que ayudan al organismo a mantener la temperatura corporal adecuada y además nos hidratan.

Los líquidos eliminan la mucosidad del organismo, previenen la deshidratación y alivian el dolor de garganta. Son eficaces los zumos, el agua, las infusiones y, cómo no, las sopas. La de pollo, en concreto, tiene también propiedades antinflamatorias y ayuda a combatir las infecciones del tracto respiratorio. Un estudio de 2008 confirma que estos efectos se pueden encontrar incluso en las sopas de sobre, aunque su capacidad para combatir el resfriado varía notablemente entre marcas. Cuantos más vegetales incluyan y más naturales sean, mucho mejor.

La sopa más eficaz para combatir los resfriados es la de pollo, gracias sobre todo a la cantidad de ingredientes saludables que contiene, tales como el zinc y el hierro, inprescidibles para combatir este tipo de enfermedades invernales. Además, este caldo tiene un importante efecto anti-inflamatorio que reducirá la hinchazón de las membranas mucosas.

19/3/17

Piensa en salud antes que en libras [19-3-17]

Piensa en salud antes que en libras

Olvídate de estar pendiente de la balanza. Es mucho mejor acostumbrarnos a la idea de pensar en un peso que represente salud y no en un número de la báscula.

Tradicionalmente se le ha dado mucha importancia al valor numérico de nuestro peso y hasta se comete el error de hablar del peso ideal para las cifras de referencia que supuestamente deben alcanzar las personas según su estatura. Pero esto no debe ser así. Lo más importante es alcanzar un peso saludable.
El peso saludable es el que, además de lograr que nos veamos bien, nos hace sentir mejor, nos mantiene sin enfermedades y, si tenemos problemas crónicos de salud como la diabetes o la hipertensión, nos deja mantenerlos controlados.
MiDieta quiere recomendarte que te tomes un tiempo y visites a tu médico general o a un dietista especializado para que con su ayuda profesional puedas determinar tu peso saludable, que puede o no ser el mismo de otras personas de tu misma estatura.

Cuando conozcas tu peso saludable es muy importante que aprendas la técnica para medirlo correctamente. Para ayudarte en este proceso, te ofrecemos las siguientes recomendaciones:
  • La balanza debe estar bien graduada y con el número 0 en la posición correspondiente.
  • El peso debe medirse en lo posible al comienzo del día, antes de tomar alimentos o agua.
  • La persona debe vestir la menor cantidad de ropa posible y no utilizar ningún tipo de calzado.
  • El cuerpo debe estar completamente erecto, ya que los movimientos pueden afectar la precisión del dato obtenido. Si se utiliza una balanza de baño, puede ser conveniente que otra persona haga la lectura para evitar que quien se esté pesando deba inclinar su cuerpo para hacerlo.
  • El peso fluctúa de un día para otro y por eso se debe medir por tres días para obtener el promedio de las mediciones.
  • El peso en las mujeres varía bastante debido a la retención de líquidos relacionada con el período menstrual.
  • Recuerda, el peso saludable no es moda de un día, es una meta para el resto de nuestras vidas, por eso no importa cuanto tiempo te tome llegar a él, lo importante es que empieces ahora mismo a valorarlo y hagas cada día el esfuerzo de alcanzarlo y mantenerlo.

18/3/17

¿Cómo acelerar tu metabolismo para bajar de peso? [18-3-17]


¿Cómo acelerar tu metabolismo para bajar de peso?

Al seguir estos trucos, nuestro organismo puede mantenerse sano de forma natural y autorregulada.

Siempre es posible modificar nuestro metabolismo y hacer que trabaje con nosotros y no en nuestra contra. Algunos estudios han demostrado que cada uno de estos consejos acelera tu metabolismo, con lo que tu cuerpo baja de peso de forma más rápida, sana y natural en menos tiempo y con menor esfuerzo.

1. Desayuna algo nutritivo todos los días


Comer algo nutritivo en el desayuno (como un omelet de espinacas y queso feta con una rebanada de pan tostado integral) poco después de levantarte hará que tu metabolismo comience a trabajar inmediatamente y de forma correcta.

Esto se debe a que el desayuno le da energía al cuerpo y este deja de acumular grasa, en su lugar comienza a trabajar con el alimento que le damos y baja de peso de forma natural. Además es recomendable que cenes ligero, ya que durante la noche pasamos varias horas en ayuno y el cuerpo acumulará la mayor cantidad de grasa que pueda.

2. Agrega el té verde a tu dieta

El té verde es conocido por sus propiedades antioxidantes, pero también se ha descubierto recientemente que ayuda a acelerar el metabolismo, y con ello, a perder peso rápidamente. Investigadores de diversas universidades han realizado estudios con varios grupos de gente para determinar los beneficios de esta infusión.

3. Come alimentos ricos en omega 3

Ya sabemos que comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera tu metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas (como la inflamación). Pero algunos estudios que se han realizado recientemente han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso.

4. No elimines todas las calorías de tu dieta

Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación, logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto en el inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le estamos dando menos calorías, comienza a incrementar sus reservas de energía acumulando grasa. Por ello, comer más acelera tu metabolismo siempre y cuando elijas alimentos sanos y que te aporten nutrientes. También es importante que no pases largos períodos de ayuno. Lo ideal es comer 6 veces al día (300 calorías cada vez), en lugar de hacer dos comidas demasiado abundantes o de alto valor calórico.

5. Agrega distintas intensidades al ejercicio


La siguiente vez que realices ejercicio (caminar, nadar, correr, etc.) añade algunos intervalos de 30 segundos en los que aumentes la intensidad y luego regresa a la intensidad normal. Estos ligeros cambios harán que tu cuerpo consuma más energía, fortalece considerablemente la capacidad de las células para regenerarse y les ayuda a tener una mayor oxigenación. Con esto también te puedes ejercitar menos tiempo pero lograr los objetivos deseados mucho más rápido. Estos intervalos los puedes añadir a cualquier deporte que realices.

6. Toma un descanso después de ejercitarte

El ejercicio es un regalo que le podemos hacer a nuestro cuerpo y nuestra salud, pero también puede ocasionar un cansancio muy severo cuando es demasiado intenso. Aunque el ejercicio nos ayuda a acelerar el metabolismo, un elemento clave para ello es el descanso adecuado que le permite a nuestro cuerpo regresar a su estado de calma total. Es importante que la cantidad de calorías que quemas con el ejercicio sea superior a la cantidad que consumes, esto te ayudará a bajar de peso más eficazmente.

7. Evita las grasas trans

Todos hemos escuchado lo malas que son este tipo de grasas, pero además reducen la habilidad natural de tu cuerpo para quemar grasa. Esto se debe a que alteran nuestras células y alargan nuestro metabolismo. Por si esto fuera poco, también pueden generar resistencia a la insulina e inflamación. Así que elimina las grasas trans de tu dieta, acelera tu metabolismo y baja de peso.

8. Incrementa la ingesta de proteína

Nuestro cuerpo tarda más tiempo en digerir los alimentos ricos en proteína que los ricos en grasa o carbohidratos. Esto significa que cuando comes proteína te sientes satisfecho por más tiempo, mientras que tu metabolismo sigue trabajando y quemando grasa para lograrlo. Esto se traduce en un aceleramiento considerable de tu metabolismo y en una reducción de hambre. Además, se ha demostrado que comer proteína te permite ganar músculo en lugar de grasa.
 

17/3/17

Reduzca el consumo de azúcar para perder algo de peso [17-3-17]


Reduzca el consumo de azúcar para perder algo de peso

Limitar la ingesta parece tener un efecto pequeño, pero significativo, sobre el peso corporal, plantea un estudio

Reducir la ingesta de azúcar puede ayudar a los adultos a perder peso, y debe formar parte de la estrategia para combatir la epidemia global de obesidad, sugiere un estudio reciente.

Aunque el consumo de azúcar es solo una de las muchas causas de la obesidad, unos investigadores de Nueva Zelanda hallaron que los efectos de limitar el azúcar sobre el peso corporal son significativos. Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 15 de enero de la revista BMJ.

Los "azúcares libres" son azúcares añadidos a los alimentos por los fabricantes, los consumidores y los cocineros. También se hallan en la miel, el jarabe y los jugos de fruta, explicaron los autores en un comunicado de prensa de la revista. La Organización Mundial de la Salud recomienda reducir la ingesta de estos azúcares libres a menos de un diez por ciento de la energía total.

Tras examinar un total de 71 estudios, que incluían a 30 ensayos en que los participantes fueron asignados al azar a una intervención sobre la ingesta del azúcar o no, Jim Mann, del departamento de nutrición humana de la Universidad de Otago, y colegas de Nueva Zelanda, hallaron que reducir los azúcares libres durante ocho meses se asociaba con una pérdida promedio de peso de 0.8 kilos (1.8 libras). Pero aumentar el consumo de azúcares libres se relacionó con un aumento de peso de 0.77 kilos (1.7 libras).

Los investigadores reconocieron que los hallazgos se vieron limitados por el hecho de que pocos de los estudios que analizaron duraron más de diez semanas. Sin embargo, concluyeron que "cuando se considera el rápido aumento de peso que ocurre tras un aumento en la ingesta de azúcares, parece razonable concluir que la consejería relacionada con la ingesta de azúcar es un componente relevante de una estrategia para reducir el alto riesgo de sobrepeso y obesidad en la mayoría de países".

Aunque los efectos sobre los niños estaban menos claros, los autores del estudio anotaron que los niños con una mayor ingesta de azúcar tenían un riesgo mayor de sobrepeso u obesidad.

En respuesta a los hallazgos del estudio, los expertos de EE. UU. dijeron que limitar la ingesta de bebidas endulzadas con azúcar a través de impuestos sobre las bebidas azucaradas, restricciones sobre la publicidad dirigida a los niños y límites sobre los tamaños de las porciones "es una alta prioridad". En un editorial que acompañó al estudio, Walter Willett, profesor del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston, y un colega apuntaron a la necesidad de programas educativos, mejoras en los menús escolares y en los lugares de trabajo, además de programas de nutrición para las personas con ingresos bajos.

16/3/17

Comer frutos secos ayuda a adelgazar [16-3-17]


Comer frutos secos ayuda a adelgazar

Nueces, almendras y otros frutos secos tienen fama de tener un elevado aporte calórico, pero un estudio dice todo lo contrario, ayudan a adelgazar.



Los hallazgos publicados en Nutrition Journal refieren que el consumo de frutos scos está asociado con un menor peso corporal, menos riesgo de síndrome metabólico y de enfermedad cardiovascular.

Para llegar a dicha conclusión, los investigadores compararon los factores de riesgo de enfermedad cardíaca y síndrome metabólico de consumidores de frutos secos con los de quienes no los consumen. El estudio evaluó a 14,386 hombres y mujeres de más de 19 años que participaron en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) en 2005-2010. La ingesta de frutos secos fue a partir de una onza o más por día.

“Aproximadamente el 6.8 % de la población estudiada consume frutos secos”, destacó la Dra. Carol O’Neil, autora principal del artículo. “Aquellos que consumían frutos secos comieron alrededor de 1.5 onzas (44.3 gramos) de frutos secos al día”, precisó. Según las directrices para la reducción de las enfermedades cardíacas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de EUA, el nivel ideal de consumo de frutos secos es de alrededor de 1.5 onzas (o casi 43 gramos y equivalente a unas 240 calorías).

Los resultados mostraron que incluirlos en la dieta se asoció con un menor índice de masa corporal, mejores mediciones de la presión arterial sistólica y la resistencia a la insulina, así como altos niveles del llamado colesterol bueno. Además, se encontró que los consumidores de frutos secos eran 25 % menos obesos y 21 % menos propensos a tener una circunferencia de cintura elevada, en comparación con quienes no los consumen.

“Los frutos secos deberían ser parte integral de una dieta sana y los profesionales de la salud, especialmente los nutricionistas, tienen que recomendar a sus pacientes que los incorporen”, resaltó O’Neil.

“Los frutos secos, entre otros efectos, contribuyen a mantener una buena figura, subir la concentración de colesterol bueno (HDL o colesterol de alta densidad) y bajar el nivel de proteína C-reactiva, un compuesto asociado a diversas enfermedades crónicas”, puntualizó.
 

15/3/17

Por qué tenemos que dejar de tomar bebidas light [15-3-17]

Por qué tenemos que dejar de tomar bebidas light

Es verdad que si vamos a tomar alguna gaseosa, es mejor que sea sin azúcar a una natural, por cosas obvias. Sin embargo, estas bebidas dietéticas tampoco son una maravilla pues causan problemas en nuestro organismo y hasta afecta nuestro estado de ánimo.

1. Altera el pH de la piel
Las bebidas light reducen el PH de la piel, lo cual puede causar acné y hacerte perder luminosidad. Según la Dra. Jeanette Graf, autora del libro “Stop Aging, Start Living: The Revolutionary 2 week pH Diet”, las bebidas con gas son de las primeras cosas que se deberían dejar de consumir para frenar el envejecimiento de la piel porque “la soda es una sustancia extremadamente ácida que hace caer dramáticamente los niveles de pH. El cuerpo necesita mantener altos niveles de alcalinidad para mantenerse fuerte y saludable”.

2. Influye en tu estado anímico
La conexión entre la comida y el humor es cada día más aceptada por el mundo académico. Las altas dosis de aspartato presentes en las gaseosas dietéticas se relaciona con depresión, ansiedad y hasta con el riesgo de desarrollar trastorno bipolar.

3. Aumento de peso
No sólo eso, sino que el consumo excesivo de gaseosas aumenta la circunferencia abdominal. Algunos estudios han demostrado que los refrescos dietéticos hacen ganar peso. Dos raciones o más al día incrementan el peso en un 50%, según dos estudios realizados en 2011 en la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas (San Antonio).

4. Causa diabetes y enfermedades cardiovasculares.
Cuando la circunferencia abdominal aumenta, el riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades cardiovasculares se dispara, tal y como han confirmado cientos de estudios, entre ellos uno publicado en 2010 por el Journal of General Medicine.

5. Retarda las funciones de los riñones.
La investigación Harvard Nurse Study encontró que el 30% de la caída de la función renal se producía en personas que consumían dos raciones de refrescos dietéticos al día.